MEDIO AMBIENTE

Cabras que hacen un bien ecológico (y de manera altruista)

28 mar , 2015  

Cuando las cabras se jubilan se van a Mallorca. No son listas ni na’. A cambio, ayudan a mantener la diversidad vegetal de la isla y nos hacen queso. Ya sean boc baleares o cabras asilvestradas, estos animales han hecho mucho bien a la isla.

Este boc balear adquirió superpoderes tras ingerir alguna extraña hierba mallorquina. Foto: Olaf Tausch/CC-BY-3.0

En el CSIC se lo pasan muy bien. Y como algunos de los científicos que hay por allí son espunitas disfrazados, han decidido estudiar las dos especies de cabras que habitan actualmente la isla de Mallorca: el boc balear (o cabra salvaje mallorquina) y la cabra asilvestrada. ¿Para qué? Por vicio. O porque se fueron a Mallorca de fiesta, una cosa llevó a la otra, ya se sabe…

Pero aun siendo así, el estudio en cuestión y los resultados no dejan de ser interesantes. Resulta que hace unos 4.500 años se introdujeron en la isla (no sabemos cómo) unas cuantas cabras. Estas cabras, lejos de dañar el ciclo sin fin que lo envuelve todo, se adaptaron bien y empezaron a comerse las plantas más abundantes. Esto supuso que otras plantas pudieron proliferar y enriquecer la comunidad vegetal de la isla. Tal y como cuenta Jorge Cassinello, investigador del CSIC, “a diferencia de otros casos de herbívoros introducidos en islas, que suelen representar una amenaza sobre la comunidad vegetal, el boc probablemente ocupó el mismo nicho ecológico que dejó vacío el Myotragus balearicus, un herbívoro de tamaño medio ya extinguido“.

No contentos con esta observación, también estudiaron una variedad de cabra que fue introducida en la isla en tiempos mucho más recientes. Hablamos de la Capra hircus, una cabra doméstica que, una vez asilvestrada, se ha hecho amiguita del boc.

Normalmente, introducir una nueva especie en un ambiente en que no existía puede suponer un desastre ecológico para el lugar donde se comete la barbarie. No parece el caso de las cabras de Mallorca. Cassinello nos lo deja claro con su afirmación: “Este estudio puede ayudar a resolver la polémica existente en Mallorca sobre el supuesto papel negativo de las cabras asilvestradas sobre la cubierta vegetal. No encontramos diferencias conductuales relevantes entre éstas y las de origen neolítico, con lo que podríamos concluir que ambas variedades de cabras ejercen una similar presión sobre la cubierta vegetal isleña”.

Hay que ver. ¡Qué majas las cabras!

Samuel Villena Corral
Aquí estoy:

Samuel Villena Corral

No entiendo de ciencia ni de tecnología, De hecho, no sé cómo estoy escribiendo este perfil, porque no sé lo que es un ordenador... Pero como soy espunita, mi nave me da el conocimiento telepáticamente y al final hago todo sin saber qué hago... ¿Qué lío, no?

¡Ah! Y también soy un poco friki.
Samuel Villena Corral
Aquí estoy:

Latest posts by Samuel Villena Corral (see all)

, ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *